Asesor, consejero, consultor y coach: precisiones necesarias

Las herramientas gerenciales encaminan al negocio hacia sus metas y cada una se enfoca en cosas distintas, por lo que es bueno conocer sus especificaciones.

Asesor consejero consultor y coach precisiones necesarias
N63881
Dr. Andrés Grisanti Belandria Profesor titular de Universidad de Carabobo, Venezuela
Gobierno corporativo 17 de septiembre de 2022
E

n el ámbito empresarial es muy común que las organizaciones busquen cómo optimizar sus procesos y funcionamiento con miras a que eso repercuta de forma positiva en la mejora de sus resultados financieros y que, a final de cuentas, terminen consolidándose. Entre las opciones a las cuales acuden con frecuencia se tienen herramientas y soportes gerenciales y administrativos, tales como la asesoría, la consejería, la consultoría y el coaching.

Semejanzas, diferencias y confusiones

Algo que tienen en común estas cuatro herramientas es que son prestadas por personas o entidades externas a la entidad, esto es, por terceros. Asimismo, este tipo de servicios debe ser ofrecido por profesionales expertos en estas funciones, las cuales pueden abarcar una amplia gama de diversas actividades que se desarrollan en las empresas.

Por otro lado, y aun cuando poseen claros puntos de encuentro, también difieren en su concepción, desarrollo y alcance, circunstancia por la cual muchas veces se solicita un determinado servicio de ayuda profesional para la compañía cuando en realidad se necesita otro.

El propósito de este artículo es identificar las principales características de cada uno, así como sus diferencias más notables, ello con el objeto de evitar confusiones al momento de contratarlos.

Asesor

En términos generales, podría definírsele como un profesional cuya misión es ayudar y encaminar por la ruta correcta a la organización que lo requiere. A este respecto, es primordial que entre él y la administración de la compañía se elabore un contrato donde se especifiquen con claridad las metas que se persiguen; asimismo, es necesario que el cliente suministre la información que se le solicite y que se haga un reporte periódico de las actividades realizadas.

De acuerdo con Arthur Turner, “de todas las relaciones que entablan los ejecutivos con personas fuera de la compañía, quizás ninguna esté más viciada de malos entendidos que la existente entre los administradores y los asesores”. Es por esto que se vuelve imprescindible estructurar bien el convenio, máxime cuando este tipo de labores abarca un amplio abanico de actividades de muy variada naturaleza que deben tratar de definirse y delimitarse con claridad.

Un asesor externo apoya a la gestión de una empresa, casi siempre soportado en contratos a mediano y largo plazo que buscan resolver los problemas que se presenten diagnosticándolos y proponiendo recomendaciones con base en los informes escritos.

Algo que tienen en común estas cuatro herramientas es que son prestadas por terceros y deben ser ofrecidas por expertos.

Algunos asesores incluso llegan a la aplicación práctica de los cambios, pero hay quienes creen que esto es una extralimitación de funciones, puesto que se convierten en juez y parte.

Consejero

Dícese de aquella persona que aconseja y que, si se sitúa en la esfera de los negocios, puede catalogarse como consejero empresarial. Éste participa de forma activa en los consejos de administración de las organizaciones en las que se desempeña y ofrece muchos beneficios que resultan en mejoras de procesos, creación de estrategias eficientes y ganancias financieras, por lo cual debe ser elegido con mucho cuidado.

Un elemento vital para que un consejero tenga éxito es que sea independiente en el ejercicio de sus atribuciones, aportando valor agregado a la compañía con sus opiniones y sugerencias profesionales.

También es menester establecer la distinción entre un asesor y un consejero empresarial. Mientras el primero realiza trabajo de campo, evalúa problemas, identifica causas y consecuencias y propone soluciones, el segundo aporta opiniones profesionales independientes al más alto nivel directivo en la institución y con el fin de fortalecer su gobierno corporativo.

Consultor

En el ámbito empresarial, se trata de un profesional experto con amplia trayectoria y que ayuda a los negocios que acuden a él a resolver problemas particulares que se le plantean o a atender asuntos sobre los cuales se le solicita su opinión.

Un buen consultor conoce en profundidad una o varias materias específicas relativas al medio empresarial y contribuye de manera efectiva a mejorar la organización.

Con frecuencia se cree que los asesores y consultores realizan funciones similares, pero no es así. Entre otras cosas, se distinguen porque, mientras los primeros apoyan la gestión general de una compañía, los segundos poseen amplia experiencia en un área particular y ayudan a solucionar problemas específicos. En lo referente a la duración de los servicios, las consultorías tienden a ser cortas ‒entre dos y tres meses, dependiendo del asunto abordado‒, en contraste con las asesorías, cuyos lapsos son más extensos debido a que se busca un rendimiento a mediano y largo plazo.

Cuando se solicita asesoría, consejería, consultoría o coaching empresarial, hay que estar conscientes de qué encargo se necesita.

Sin duda, las consultorías hoy en día son un nicho de negocios muy atractivo y rentable, pero para que tengan éxito, quienes las ejerzan deben sustentarse en una alta calificación técnica y profesional, así como en la responsabilidad y el compromiso.

Coach

Este término suele utilizarse en deportes, significa “entrenador” y ha sido extrapolado al entorno organizacional con destacada relevancia. Con base en esto, el concepto puede tomarse como sinónimo de acompañante o guía si su labor se desarrolla en entidades empresariales.

Si se le adiciona el gerundio en inglés ing, se obtiene la palabra coaching, la cual se traduce como “entrenamiento” o “preparación” y es una herramienta gerencial muy poderosa para el crecimiento profesional y organizacional que asume a las compañías como una red donde la comunicación está influenciada por el ánimo de las personas, por lo que coordinar acciones se convierte en un reto y una misión crítica que necesita trabajar la inteligencia emocional como pieza clave.

Un coach, a diferencia de un consultor que basa su trabajo en competencias duras, cimienta su labor en habilidades blandas como el liderazgo, la motivación, el empowerment y las relaciones interpersonales. No se centra en detectar errores, sino en que los individuos descubran por sí mismos sus deficiencias, hagan los ajustes necesarios y aporten lo mejor de ellos para perfeccionar los resultados propios y colectivos.

Síntesis gráfica a título recopilatorio

A continuación, se muestra una infografía con los principales aspectos que identifican a cada herramienta gerencial abordada.

Desempeño empresarial
Asesor
  • Persigue objetivos definidos en el contrato
  • Asiste a la alta y media gerencia de la entidad
  • Trabaja a mediano y largo plazo
Consejero
  • Interactúa con el consejo directivo
  • Ofrece oponiones y sugerencias de gestión
  • Fortalece al gobierno corporativo
Consultor
  • Es experto profesional en áreas específicas
  • Soluciona problemas que se le plantean
  • Trabaja a corto plazo
Coach
  • Funge como entrenador o guía empresarial
  • Labora con base en competencias blandas
  • Maneja la inteligencia emocional

Conclusiones

Cuando se solicita asesoría, consejería, consultoría o coaching empresarial, hay que estar conscientes de qué encargo se necesita, según las circunstancias o situaciones que se prevean afrontar. Si esto no se identifica de manera idónea desde el principio, muchas veces la gerencia, directiva o socios de las organizaciones que reciben estos servicios no quedan satisfechos con el resultado que se les entrega.

Si lo que se desea es una relación a largo plazo y apoyo en aspectos relativos al quehacer empresarial, la asesoría es la mejor alternativa; si se busca solucionar un asunto técnico-profesional específico y complejo, habría que decantarse por la consultoría; si el consejo directivo quiere ayuda experimentada e independiente, la opción de un consejero sería la certera; por último, el coaching procede en los casos en los que se necesite mejorar las competencias blandas.


Referencias

-Brizuela, Mauricio, 2021, ¿Por qué un consejero independiente es tan valioso en una empresa?, México, revista Veritas.

-Consultáneo, 2019, Diferencias entre consultor y asesor, agosto 12, 2022, de Consultáneo blog.

-Morales, Sonia, 2017, Coaching: Herramienta para el ecosistema directivo, México, revista Veritas.

-Turner, Arthur, 1986, Asesorar es más que aconsejar, en Clásicos de Harvard de la Administración X (pp.105-114), Colombia, Educar Cultural Recreativa.



Te puede interesar

© 2022 Colegio de Contadores Públicos de México, A.C

Directorio Contacto Aviso legal Acerca de

Veritas

Inicia sesión o suscríbete para continuar leyendo.

Si eres socio del colegio utiliza el mismo correo y contraseña

O

Suscribirse