Realidades y contrastes

Entendiendo a los NFT

Los NFT son certificados digitales de propiedad, autenticidad y legitimidad, lo que los vuelve un medio único que permite intercambiar la propiedad de todo tipo de artículos.

Entendiendo a los NFT
011091
M.C.I. y C.P.C. Juan Carlos Bojorges Pérez Socio Director de Bojorges Soriano y Asociados, S.C.
Realidades y contrastes 01 de julio de 2022
D

entro del mundo de los negocios, un concepto que ha estado tomando relevancia en los últimos días y sobre el cual cada vez es más común escuchar noticias es el de los NFT. Pero… ¿qué significan estas siglas y de qué estamos hablando?

El propósito de la columna de hoy será adentrarnos en este nuevo y fascinante mundo, así como despertar en los lectores la inquietud por explorar e, incluso en algún caso, recomendar la inversión en este tipo de activos, no sin antes haberse informado al respecto por medio de fuentes confiables.

Empecemos por el principio: NFT son las siglas de "Non Fungible Token", que se traduce como "Token no Fungible". Si nos remitimos al Código Civil Federal (CFF), en su artículo 763.° se señala lo siguiente: "Los bienes muebles son fungibles o no fungibles. Pertenecen a la primera clase los que pueden ser reemplazados por otros de la misma especie, calidad y cantidad. Los no fungibles son los que no pueden ser sustituidos por otros de la misma especie, calidad y cantidad."

El principal ejemplo de bien fungible es el dinero: si se tienen monedas de 20 pesos, se logran intercambiar fácilmente y sin problemas por otras monedas de 20 pesos; no pierden valor y es exactamente igual. Como característica adicional, estas monedas se consumen conforme se intercambian/usan.

Por otro lado, un bien no fungible sería una obra pictórica. Si se posee un cuadro de Diego Rivera en la sala, en primera instancia éste no se consume al exhibirse y tampoco será sustituido por otro cuadro "idéntico", ya que, sólo existe un original. Las obras de arte no son equivalentes a otras, aun si las hizo un mismo autor; son únicas, así que no pueden simplemente intercambiarse.

Dicho lo anterior, podemos definir más concretamente a los NFT como activos digitales certificados mediante la tecnología Blockchain, la cual brinda certezas con respecto a su origen, la propiedad de su comprador original y la historia de sus subsecuentes compradores y del último propietario. Cada uno de estos tokens, al volverse únicos por la criptografía que se utiliza para su creación, son irremplazables.

Dada esta definición, pueden desprenderse las siguientes características:


Esencialmente, son certificados digitales de propiedad, autenticidad y legitimidad, lo que los vuelve un medio único que permite intercambiar la propiedad de todo tipo de artículos, cuya característica fundamental es la de ser digitales. No hay límites, dentro de éstos puede caber lo que sea: imágenes, canciones, videos, símbolos, dibujos, etc. Hoy, por ejemplo, se sabe de la existencia de un NFT que incluye la imagen del primer tweet que se generó en la historia de la plataforma Twitter.

Por supuesto, surge la gran interrogante sobre qué tan aceptable es pagar por una imagen de Internet que se puede descargar de manera libre y gratuita. Pues bien, la magia de hacerlo a través de un NFT es que da a su propietario la certeza de que es la original y que todas las demás serán copias. Pero no hablaremos de esto ahora, ya que, lo exploraremos a mayor profundidad en la siguiente entrega.



Te puede interesar

© 2022 Colegio de Contadores Públicos de México, A.C

Directorio Contacto Aviso legal Acerca de

Veritas

Inicia sesión o suscríbete para continuar leyendo.

Si eres socio del colegio utiliza el mismo correo y contraseña

O

Suscribirse