Cinco minutos de gobierno corporativo

Posevaluación y compromiso con la sostenibilidad

Las evaluaciones al consejo de administración arrojan información valiosa, pero de índole privada. Es importante saber cómo, a quién y cuándo compartirla.

Posevaluación y compromiso con la sostenibilidad
010836
C.P.C. y P.C.CO. Mauricio Brizuela Arce Socio de Salles Sainz - Grant Thornton, S.C.
Cinco minutos de gobierno corporativo 19 de septiembre de 2022
L

os efectos positivos que puede traer consigo el evaluar al consejo de administración van desde pequeños ajustes en su modo de trabajar en cada reunión hasta cambios sustanciales en su estructura y composición. No obstante, es importante hacer un seguimiento posevaluación para que ésta sea tomada en serio; dicho de otro modo, sin un plan de trabajo para convertir los hallazgos en acciones, el consejo pierde credibilidad y el proceso queda desacreditado.

Cuando hablamos de seguimiento, aludimos sobre todo a dos actividades:

  1. La divulgación de los resultados.

  2. La implementación de un plan de trabajo.


Difusión de los resultados

Los hallazgos de la evaluación son, en primera instancia, propiedad del consejo. De toda la información recabada, hay porciones que se comparten con diferentes grupos de interés, todo de acuerdo con los objetivos que se hayan establecido:

  1. Si lo que se pretende es evaluar el desempeño general del consejo, basta con que los resultados se comenten sólo entre sus integrantes. Ahora, si la evaluación de ese desempeño se hace también a cada miembro en lo particular, entonces el encargado de conducirla ‒por lo regular, el presidente‒ deberá discutir de manera confidencial los resultados de cada persona, por separado, respetando así su derecho a la confidencialidad.

  2. Si se busca entender la relación del consejo con otros organismos de la empresa como lo puede ser el equipo directivo, entonces los resultados deben discutirse con ellos.

  3. Cuando se trata de terceros interesados, la empresa lo que quiere es fomentar la transparencia, elevar su reputación y volverse atractiva para los inversores, por lo que elabora un reporte profundo, siempre protegiendo la privacidad de los miembros del consejo. En el caso de las organizaciones públicas, esta información debe difundirse en el proxy statement.


Por otro lado, el consejo también tiene la opción de darle a conocer ciertos datos a toda la empresa y no sólo al equipo directivo; ante esto, lo recomendable es redactar un resumen de los hallazgos más importantes que sean de interés general y describir el plan de trabajo que se ha trazado para convertir tales descubrimientos en mejoras. Si bien no es obligatorio, hacer esto posee ventajas considerables: en primera instancia, da un ejemplo de profesionalismo y rendición de cuentas que abona a la cultura organizacional; en segunda, brinda mayor confianza y tranquilidad a los colaboradores, lo que se traduce en que se sientan más cómodos en su trabajo.

Los hallazgos de la evaluación son, en primera instancia, propiedad del consejo. Lo que buscan los terceros interesados

Según el reporte Best Disclosure: Board Evaluation, publicado en 2014 por el Consejo de Inversionistas Institucionales, a los stakeholders e inversionistas comunes e institucionales (como bancos o compañías de seguros) les interesan dos rubros:

  1. La metodología utilizada para llevar a cabo la evaluación.

  2. Un análisis de los hallazgos más importantes.


Dicho reporte arrojó que Australia, Reino Unido y algunos países de Europa son los lugares donde hay más rigor y formalidad al momento de compartir los resultados de la evaluación. Le siguen los Estados Unidos.

Por su parte, México aún está lejos de ocupar los primeros lugares, puesto que las empresas mexicanas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores conservan una estructura de capital que se concentra en grupos reducidos, sobre todo porque son compañías familiares que no terminan de solidificar su gobierno corporativo. No obstante, la profesionalización en ese aspecto es necesaria, dado que los terceros interesados cada vez se preocupan más porque los negocios con los que sostienen algún tipo de relación se conduzcan de manera saludable.

En resumen, los stakeholders desean saber quiénes conforman al consejo, cuál es su origen, hacia dónde va y qué está haciendo para llegar a su destino. Por desgracia, en la práctica los informes que se dan a conocer para los terceros interesados alrededor del mundo no son muy detallados e incluso algunas veces se trata de machotes que se vuelven a publicar con apenas cambios marginales.

Cada organización decide cuánta información desea compartir y todo depende de qué tanta cercanía desee tener con los terceros interesados o cuán importante considere el que haya una relación sólida entre las partes. Sin embargo, es innegable que comunicar de manera clara los resultados de la evaluación y las medidas contempladas en el plan de trabajo ayuda a demostrar que la empresa se toma en serio el tema del gobierno corporativo y que está comprometida con la sostenibilidad.



Te puede interesar

© 2022 Colegio de Contadores Públicos de México, A.C

Directorio Contacto Aviso legal Acerca de

Veritas

Inicia sesión o suscríbete para continuar leyendo.

Si eres socio del colegio utiliza el mismo correo y contraseña

O

Suscribirse